Me apunto a la operación roscón

Siguiendo el estupendo tutorial que han publicado en webos fritos me he atrevido a hacer un roscón de reyes.

El resultado se puede ver en la fotografía. Pero es una pena que no lo podáis oler ni probar.

En realidad es mucho más fácil de lo que uno se imagina, y el resultado es espectacular. Susana en su receta recomienda hacer dos roscones con la misma masa, y así lo hice, pero el primero (que es el de la foto) lo terminé de hacer en el mismo día y el segundo lo guardé en el frigorífico, justo después de dividir la masa en dos mitades.

Lo cierto es que el segundo ha quedado mejor, por lo que puede ser una buena opción hacerlo en dos días, uno para amasar y el día siguiente para meterlo en el horno.

Montar la Nata.

A mí me gusta acompañar el roscón con nata, y ya puestos me he decidido a montarla a mano. Buscando un poco en Google no cuesta mucho enterarse de que es muy importante que la nata tenga al menos un 35% de materia grasa. Y que es bueno que la nata esté en el frigorífico, y el bol en el que se bate con la varilla esté en el congelador. La proporción es de 6 cucharillas de azucar por 250 gramos de nata.

Aunque a mi me parece que para este roscón hacen falta 500gr de nata…

3 pensamientos en “Me apunto a la operación roscón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *