A La Pavera en Bicicleta.

Los alrededores de Aranjuez invitan a disfrutar de la bicicleta, calles anchas con poco tráfico, pocas cuestas. Hoy hemos realizado una exursión que inaugura la serie de bicicleta y hemos empezado por esta ruta ya que nos va a permitir conocer algunas de las obras hidráulicas más importantes de Aranjuez: la presa del embocador de la que parten los dos canales fundamentales que abastecen los cultivos, sotos y jardines: el canal de Las Aves y el de la Azuda.

Se trata de una exursión de unos 12 kilómetros en total, podiamos haber hecho varios caminos pero hemos elegido hacer la excursión pasando por los sotos que quedan al norte del río Tajo. Hemos salido del pueblo camino del camping, desde aquí hemos ido hacia el gango del rebollo y de allí hasta el desvío del Cortijo y aquí hemos continuado como para volver a Aranjuez, donde hemos tomado esta foto:

después hemos tomando el desvío que sale a la izquierda pasado el puente de la Reina.

Así hemos llegado facilmente a la Pavera, en donde hoy sólo hemos encontrado dos pescadores, que se entretenían enviando SMS.

En otro tiempo la Pavera era una playa famosa, y en verano se llenaba de bañistas. Hoy pocas personas se bañan aquí, en primer lugar por la falta de agua , pero además en los últimos veranos ha sido bastante común encontrar avisos que informaban del peligro de contraer enfermedades por bañarse en el río… yo recuerdo haberme bañado en esta playa en alguna ocasión y también en el embocador.
Desde La Pavera al embocador hay un paseo a través de la Finca llamada de Sotomayor. Hay que seguir el camino que sigue próximo al cauce del río, y en ocasiones hemos tenido que realizar el recorrido andando ya en algún tramo el camino ha desaparecido bajo el sembrado.
Se podría continuar por este camino hasta el Castillo de Oreja (unos 15 Km), donde están las ruinas de una antigua fortaleza medieval, pero hoy no hemos llegado tan lejos.

El embocador es una presa construida en el periodo de Felipe II y tiene dos funciones, por un lado alimenta los dos canales de riego más importantes de Aranjuez, el de las aves al sur del Tajo que posteriormente atraviesa el casco urbano. Esta foto muestra la cabecera del Canal de la Aves.El canal de la Azuda recorre la parte norte del río, y permite el regadío de las llamadas huertas históricas, que durante siglos abastecieron de hortalizas a la corte y a muchos habitantes de la región. Esta presa también tuvo una importante utilidad como herramienta para la regulación del caudal del río y contro de las crecidas, que durante siglos convertían el valle en una zona pantanosa. Con la construcción de esta presa y el drenado del río se hizieron navegables unos kilómetros del río para el disfrute de las diferentes monarquías que disfrutaron de la vida en los Palacios y Jardines de Aranjuez.

Aún quedan en el Embocador restos de una central hidroeléctrica que aquí funcionaba, hoy supone sólamente un ejemplo de arqueología industrial. Esta minicentral que aprovechava la fuerza del agua a su paso por Aranjuez. Ahora la energía que esta central podría proporcionar es excasa debido a la insaciable sed del trasvase de aguas que desde la cabecera del Tajo se lleva hacia el Segura, con el fin de satisfacer la insaciable sed del urbanismo descontrolado que invade las costas del sureste peninsular.


También podiamos haber hecho el recorrido más corto desde la calle de la reina y tomando el desvío hacia el Sotomayor, éste es el camino que tomamos a la vuelta, pero aún así os ponemos unas fotos por si quereis hacerlo en este sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *